Mahler y la belleza


Tandzo y Aschenbach

Tandzo y Aschenbach

No hay corazón que no vibre al escuchar el adagietto de la 5ª de Mahler, sobre todo si este corazón se acuerda de Tandzo, de Aschenbach, de Venecia. En mi opinión, la sinfonía es una de las estructuras bases de la clásica adaptación al cinema de Muerte en Venecia, la obra de Thomas Mann, por Visconti. En el libro, el personaje de Mann es un escritor y es a través de ella, la literatura, que el autor construye el aura de sentimento y melancolía tan característicos de la obra. Visconti, a su vez, quizás conciente de que no tendría el poder de la palabra, hizo de su personaje un músico (algunos dicen que incluso inspirado en la figura de Mahler) y a través de la majestuosa sinfonía, la música, expresó la misma carga emotiva que el texto original. Prueba de ello es que ahora, escuchándola con la atención que se merece, se asoma a la mente el fantasma apasionado de Aschenbach deshaciéndose bajo el sol, la figura virginal de Tandzo sonriendo con el mar de trasfondo, el lido de Venecia ahogándose en su propia amargura.

Aquí la tenéis.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s