Himno al fin de los bancos


ladrondebicicletas

Quiero a los ladrones
de bicicletas y gallinas,
sin siglas ni partidos
en sus pobres pechos flacos.

Quiero a los ladrones
con más lamentos que disculpas,
sin insignias ni estudios,
en sus hombros rebajados.

Quiero a los ladrones
deshonestos en su robo,
sin cumbres ni leyes,
ni acuerdos para el robo.

Quiero a los ladrones
de la calle y de los patios
sin áticos ni sedes
ni salones o despachos.

Quiero a los ladrones
descorbatados y anónimos
que de la tele no han visto
más que el lado de fuera.

Quiero a los ladrones
de bicicletas y gallinas,
ladrones que son hombres
más hombres que estos ladrones.

Anuncios

Un pensamiento en “Himno al fin de los bancos

  1. Pingback: El más común de los presos posibles | Emilio Ichikawa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s