Amenaza al imperio


Hoy empieza, en España, el juicio del joven Pablo Soto, que desarrolló softwares de intercambio de archivos P2P como Manolito, Blubster y Piolet, que llegaron a rivalizar con los ilustre eMule, Kazaa y Napster. La indústria discográfica – que por aquí ya se lleva lo suyo con el cánon digital – pide una indemnización de 13 millones de euros al pibe, que dice que nunca ha cometido un delito, sólo ha creado una herramienta, nada más. El pueblo se pregunta: ¿cuándo van a poner una denuncia a los fabricantes de copiadores de CDs y DVDs, a los proveedores de ADSL, a los fabricantes de ordenadores? Al final, son herramientas con las que uno puede descargarse películas, juegos, hasta imágenes de chiquillas desnudas de algún recanto de nuestro tercer mundo. Y yo añado una pregunta al bote: ¿cuándo van a encarcelar los que producen armas que llevan siglos asesinando gente en todo el mundo? ¡Fuerza, Pablo! ¡No pasarán!

Anuncios

3 pensamientos en “Amenaza al imperio

  1. mãe

    Isto é uma palhaçada sem tamanho, em tempos de internet, quando todos tem acesso a tudo! Querem dar um passo atrás para garantir seus tostões? Agora é tarde, prende um, surge 10 mil.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s